Caminar > F.A.Q. > 

Main content

Cuestiones Biográficas

Para más información acerca de la vida de Tolkien, se puede también consultar nuestra Cronología.

Abrir todo    Cerrar todo

¿En qué época vivió J.R.R. Tolkien?

J.R.R. Tolkien nació a finales del siglo XIX, el 3 de enero 1892. Fue testigo de los grandes acontecimientos del siglo XX: sirvió como oficial durante la Primera Guerra Mundial, y le conmovió profundamente la Segunda Guerra Mundial. Murió el 2 de septiembre de 1973.

¿De qué nacionalidad era J.R.R. Tolkien?

Era de nacionalidad británica. Sus padres eran ingleses y él nació en Bloemfontein, ciudad donde su padre (que trabajaba en un banco), fue trasladado. Bloemfontein estaba situada entonces en el Estado libre de Orange, actualmente en Sudáfrica. Tolkien regresó a Inglaterra con su madre y su hermano en 1895, cuando tenía 3 años. Pasó su infancia en la región de Birmingham, y luego se trasladó a Oxford, donde fue profesor durante 35 años, hasta 1959, y en donde vivió hasta su muerte, en 1973.

¿Qué significan las iniciales J.R.R.?

«John Ronald Reuel»: John era el nombre de su abuelo y Reuel el segundo nombre de su padre Arthur. Pero Ronald era el nombre que solían utilizar sus allegados. Sus Cartas muestran cómo utilizaba uno u otro nombre, o sus iniciales, según quién fuera su interlocutor. Su nombre es de origen sajón, y significa «temerario».

¿Cuál era el plato preferido del autor?

Ostras con limón.

¿Era J.R.R. Tolkien un escritor « profesional »?

Oficialmente, su primera profesión fue la de profesor de lengua y literatura inglesa en la Universidad (en Leeds y después en Oxford, durante 35 años, desde 1925 hasta 1959); y, de manera más general, filólogo, especializado en el estudio de textos antiguos y de la relación de éstos con su idioma.

Tolkien no era entonces un escritor «profesional» en el sentido preciso del término, pero su profesión estuvo íntimamente vinculada a su actividad como escritor, y viceversa: trabajó mucho para la Universidad y sus estudiantes, editó textos medievales y publicó artículos fundamentales, por no hablar de su vida familiar (tuvo cuatro hijos). En los «momentos robados» (como los llamaba él) a su apretada agenda, escribió miles de páginas que describen un mundo que debe mucho a las lenguas que inventó a lo largo de su vida. Por tanto, la obra de ficción de Tolkien es también una forma de filología.

Tuvo J.R.R. Tolkien éxito como autor en vida?

¡Esto depende, por supuesto, de cómo definamos el éxito! Si nos referimos a «la fama y la fortuna»:


J.R.R. Tolkien fue profesor catedrático, tuvo cuatro hijos y tanto él como su esposa eran huérfanos, por lo que no tuvo una situación económica holgada hasta ya tarde en su vida. El Hobbit se publicó en 1937, cuando tenía 45 años, y se acercaba a la edad de jubilación cuando fue publicado El Señor de los Anillos en 1954-1955. Gozó, sin embargo, de la «primera ola» de renombre internacional durante la década de 1960, debido al considerable éxito que alcanzó gracias a sus lectores Norteamericanos.
El renombre mundial de «Tolkien» que nos ha llegado hoy en día, y la confusión existente entre el hombre, el autor, el profesor, los libros, los mundos que inventó y las adaptaciones que se hicieron, son fenómenos mucho más recientes, debido, en gran parte, al enorme éxito de las adaptaciones cinematográficas de Peter Jackson, pero también, y así nos gusta pensar, a la atemporalidad y a la profundidad de las historias que cuenta J.R.R. Tolkien…

 

¿Dónde se pueden leer textos en los que el autor hable de sí mismo?

En Las Cartas, obra fundamental publicada después de su muerte: se trata de una recopilación de cartas enviadas a sus familiares (hijos, amigos...), correspondencia intercambiada con sus editores y respuestas a lectores; la cual nos permite escucharle hablar sobre cómo concibió sus libros y sus personajes, y obtener respuestas a preguntas que quedaron sin contestar por aquel entonces… (Para más información, ver nuestro sección "Cartas".)

El texto más conocido es el prólogo a El Señor de los Anillos, escrito en 1966, en el cual J.R.R. Tolkien habla sobre la larga y difícil redacción del libro, entre 1937 y 1954, y contesta a las interpretaciones del «mensaje» o de la «alegoría» contenidos en El Señor de los Anillos.

Estas páginas pueden completarse con el magnífico discurso de despedida que pronunció el autor, en la universidad de Oxford, en junio de 1959, el cual permite entender hasta qué punto este prodigioso inventor de mundos ficticios era también un hombre realista preocupado por la formación de los estudiantes, así como por la defensa de la literatura («Discurso de despedida», en Los Monstruos y los Críticos).


Return to home page